Para muchos propietarios el nombre de su negocio surge de manera natural, para otros, simplemente aparece como una iluminación y no se piensan dos veces, pero no siempre sucede así, sabemos por experiencia que en no pocas ocasiones es un verdadero quebradero de cabeza y se convierte en una odisea encontrar un nombre que se adapte a nuestro concepto de restauración a la vez que evitemos caer en tópicos de nuestro segmento

El nombre de tu restaurante puede no parecer gran cosa, pero al final del día es la piedra angular de su marca y en parte en lo que vamos a construir nuestra estrategia de marketing gastronómico. Lo creas o no, la gente que no está familiarizada con la zona puede elegir dónde comer basándose en el nombre de tu restaurante.

El nombre de su restaurante es la primera impresión que el público tendrá de su restaurante. Debe ser memorable, pero pegadizo y relevante. No es un trabajo sencillo, requiere tiempo, así que si crees que ya le estás dando demasiadas vueltas, aquí tienes algunos consejos para dar en el clavo.

DEFINE LA IDENTIDAD DE TU RESTAURANTE

Antes de ponerte a escribir una lista de nombres para tu restaurante, crea un mapa de los elementos, la experiencia que quieras dar a tus comensales y las cualidades distintivas de su restaurante. Piensa en todas las cosas básicas que se combinan para hacer que tu restaurante sea único, en resumen, define tu misión, de modo que los clientes sepan qué esperar si encuentran tu restaurante en un sitio de reseñas como Tripadvisor.

Audiencia

En lo primero que debes pensar es en tu audiencia, en quien va a ser tu público objetivo. Define bien tu misión y plan de negocio antes de lanzarte con el nombre, te resultará más sencillo.! Aquí te dejamos algunos ejemplos de audiencias potenciales, y cómo hablarles desde el nombre de tu restaurante.

 

Niños: Si tu negocio está dirigido a los niños, puedes pensar en un nombre relacionado con un personaje o mundo en el que se inspira, como hacen por ejemplo en  De esta manera puedes implementar este personaje en futuras marcas y logotipos. Cuando se hace una marca para niños, lo más importante es hacer que su producto o negocio parezca «guay», así que piensa en un personaje lo suficientemente “guay” para que los niños le pidan a sus padres que les lleven a tu establecimiento.

Vegano/Eco-Consciente: Pensando en un restaurante como un lugar dónde se respire sostenibilidad, saludable y con conciencia ambiental, asegúrate ese sentimiento quede reflejado en el nombre de tu restaurante.

Referirse a la tierra, la paz o algo así hará que las personas con conciencia ambiental, espirituales, implicadas socialmente…. Lleguen a probar tu restaurante antes incluso de haber recibido algún comentario sobre tu cocina.

Gourmet/alta cocina: Puede que se trate de uno de los segmentos con más complicaciones a la hora de dirigirse a ellos, especialmente si ya hay establecimientos similares en tu área de influencia. La simplicidad es un valor muy apreciado, pero ¡cuidado!. Ser demasiado simple podría resultar genérico, o demasiado aburrido. Intenta imitar otros nombres de restaurantes de moda sin que parezca una simple copia de otros.

Tipo de servicio

Lo siguiente que debes tener en cuenta al ponerte a pensar en el nombre para tu restaurante es el tipo de servicio que ofreces. En términos generales hay 3 grandes tipos principales de restaurantes: cocina rápida, informal y alta cocina.

Si eres nuevo, incluir tu tipo de servicio puede ser muy útil para aquellas personas que no han oído hablar antes de tu restaurante. Palabras como “fast”, “rápido” o “stop” hacen intuir que el tiempo de espera para el servicio y la estancia en tu establecimiento no serán demasiado largos. Incluso no es necesario ser tan específicos, términos como “hamburguesa” o “tapas” también insinúan que puede tratarse de comida rápida.

Si tu restaurante  sirve comida informal actúa del mismo modo, no tienes tantas limitaciones como un establecimiento de comida rápida, puedes tomar como base de inspiración términos como «café», «bar», «asador» “bistro” o simplemente «restaurante».

Los restaurantes “gourmet” o de alta cocina se parecen más a los de comida informal a la hora de de crear un nombre, sin embargo permiten más margen a tu creatividad. Debes tener en cuenta, eso sí, que debido a la naturaleza competitiva de estos restaurantes , lo más importante es destacar, la mayoría de veces utilizar una sola palabra inspiradora del concepto de restauración que propones (por ejemplo, Ichiban), un nombre propio de persona con un complemento descriptivo,  nombre de la zona geográfica que identifica tu cocina, son buenas opciones y te ayudan a posicionar a un golpe de vista.

Juega con el lenguaje

Tener un nombre pegadizo, lo creas o no, puede hacer mucho por la difusión de tu marca. Si un nombre es lo suficientemente memorable, llevará a la conversación. Que hablen de tu restaurante llevará irremediablemente a más comensales a tu sala.

Prueba algunas de estas estrategias para dar forma al  nombre de tu restaurante y conseguir resuene en la mente de los clientes.

 Juegos de palabras

Los juegos de palabras son arriesgados, porque es fácil dejarse llevar y conseguir algo ridículo. Sin embargo, si persistes y lo haces bien, puedes conseguir un nombre que quede grabado  en la mente y se convierta en algo así como contagioso.

Eso sí, asegúrate de que esos juegos de palabras no conviertan el nombre de tu restaurante en algo complicado o demasiado oscuro, busca algo que sea fácilmente comprensible y que no solo entiendas tú. Buenos ejemplos reales serían : Paco Meralgo, Bar Vader o Beer para Creer.

Juegos con la ortografía y símbolos poco ortodoxos

Una forma moderna de captar la atención es escribir palabras normales de forma inusual. Agregar símbolos u ortografías no tradicionales, genera intercambios de opinión respecto a su significado y por lo tanto conversación

Por ejemplo, ‘qburger’ un restaurante de hamburguesas gourmet con un nombre impactante que juega con el sonido de la letra “q”. Ver ese nombre caminando por la calle te hace mirar dos veces, porque rompe las reglas de la ortografía y los nombres típicos de negocio. A veces las reglas están hechas para romperse.

Aliteración

Otra forma de hacer que tu nombre sea pegadizo es usando la aliteración. Esto es cuando dos palabras seguidas empiezan por la misma letra. Un nombre como Pizza Palace es un ejemplo simple, pero efectivo en su sencillez.

El uso de juegos de palabras y los jugar con la ortografía y símbolos puede tener grandes beneficios si se hace bien, pero también pueden ser malinterpretados, por el contrario las aliteraciones no confunden, podemos decir que es una estrategia más segura y te pueden ayudar de una manera más sencilla a crear una identidad de marca llamativa.

Rima

Con los rimas te puede suceder como con los juegos de palabras, acertar o fallar estrepitosamente, pero es un poco más seguro. Un buen ejemplo de un nombre que rima puede ser, Pit i Cuixa (muslo y pechuga en catalán) un asador de la provincia de Barcelona que deja muy claro que lo suyo son los buenos pollos asados.

El nombre encaja con el tono del restaurante y da una idea de cómo es la experiencia del restaurante sin usar la palabra pollo o asador. Más importante aún, el nombre es pegadizo y fácil de entender.

Intenta hacer algo similar cuando hagas el nombre de tu propio restaurante.. En el mundo del branding, es importante dar a tu público todo lo que necesita para llegar a su conclusión, sin hacerlo demasiado fácil o demasiado difícil. Llamamos a esto darle a tu audiencia «2+2» en vez de «4», porque dejas que saquen sus propias conclusiones.

Una palabra

A veces una simple palabra puede decir mucho de nuestro establecimiento, ¿Qué tal Kale para un restaurante Vegano? No hace falta más para definirlo ¿verdad? ¿Qué te parece Merlot o Syrah para tu vinoteca? Algunas veces menos es más.

Los nombres de restaurantes de una palabra son buenos para las marcas que tienen personalidad. Ya sea que seas un lugar de desayunos de moda o un restaurante especializado en pescados, una sola palabra podría ser la solución para el nombre de tu restaurante.

Conclusión

Encontrar el equilibrio entre todo lo que quieres transmitir, recuerda tu misión, y el nombre perfecto no es tarea de unos minutos, además es el primer paso para adentrarte en la creación de tu identidad corporativa, si necesitas que te echemos una mano en ello, sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros.

¡Haz clic para puntuar nuestro artículo!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Leave a Reply

Solicita información